• 1
  • 2
  • 3

¿Cuánto tardas en servirte un vaso de agua?

 
AguaVaso articulo


Es una pregunta sencilla y sin embargo la respuesta, según en qué lugar del planeta nos encontremos, no es tan sencilla ni tan fácil de digerir, ya que evidencia las grandes desigualdades que existen hoy en día entre los distintos continentes, y entre el entorno rural y urbano.

Mientras en países como España la respuesta a esta pregunta se resuelve en una cuestión de segundos, en muchos países del mundo, para servirnos un vaso de agua es necesario que dediquemos una media de entre 25 y 35 minutos. Lo más dramático del asunto es que, en la gran mayoría de los casos, ese vaso de agua que nos servimos con tanto esfuerzo, no es apta para el consumo humano y probablemente nos ponga enfermos.

El agua lo es todo, es lo que, literalmente, nos da la vida. Sin ella no somos capaces de sobrevivir más de tres días seguidos.

Con motivo del Día Internacional del Agua, celebrado el pasado 22 de marzo, queremos dedicar un espacio para analizar el rol del agua en el desarrollo, ya que para INCLAM la sostenibilidad y el desarrollo humano son pilares fundamentales de nuestra Misión.

serviragua


El agua tiene un papel crucial para lograr prácticamente todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ya que impacta en la agricultura, la industria, la producción de energía, o la salud, entre otros.

Sin embargo hoy hablaremos concretamente del Objetivo 6: Agua y saneamiento, y su relación con el Objetivo 3: Salud y Bienestar, dos de los objetivos con los que INCLAM está altamente comprometido.

ODS6      ODS3

El objetivo 6 tiene que ver con garantizar el acceso a agua limpia y saneamiento, para que las personas no sólo no tengan que desplazarse tanto tiempo para buscar agua, sino que además puedan acceder a fuentes de agua seguras. El objetivo 3 tiene que ver con garantizar una vida sana, y una de sus metas tiene que ver con la reducción de las muertes evitables en niños menores de 5 años. La relación entre ambos objetivos es muy estrecha, por no decir que no puede darse el uno sin el otro.

El acceso al agua segura no sólo es un derecho fundamental que nos garantiza la vida, sino que además, evita que nos enfermemos y nos permite gozar de buena salud. Alrededor de 1.800 millones de personas en el mundo utilizan fuentes de agua contaminada, y por ello todos los días mueren 800 niños menores de 5 años como consecuencia de enfermedades diarreicas. Por otro lado, la desnutrición crónica infantil está altamente asociada a episodios de diarrea, lo cual, en niños menores de 5 años, tiene un impacto crucial para el desarrollo cerebral y cognitivo que es irreversible.

Agua y saneamiento van de la mano. Más del 80% de las aguas residuales se vierten en los ríos o en el mar sin ningún tipo de tratamiento previo, lo cual provoca su contaminación. Actualmente alrededor de 2.400 millones de personas carecen de acceso a servicios de saneamiento, y casi un millón practica la defecación al aire libre, lo cual es un riesgo para la salud pública.

Otro componente fundamental en esta ecuación es la educación en prácticas de higiene, en especial el lavado de manos con jabón. Algo tan simple como lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer, tiene un impacto drástico en la reducción de las enfermedades, pero para lavarnos las manos necesitamos agua limpia. Por lo tanto, el agua no sólo es vida, también es salud.

En INCLAM, como empresa responsable y experta en ingeniería del agua, queremos contribuir a los retos globales llevando soluciones eficaces y sostenibles a zonas vulnerables en países en vías de desarrollo, para promover la salud garantizando el acceso al agua y al saneamiento.

Bajo este enfoque, hemos creado el programa PAES: Programa Agua es Salud, que incluye las mejores prácticas de WASH (Water Sanitation & Hygiene), involucrando a las comunidades locales de manera participativa, para asegurar la sostenibilidad de la intervención.

Tenemos experiencias muy exitosas, como el caso de nuestro proyecto en la selva amazónica de Perú (Loreto) donde instalamos plantas potabilizadoras en 65 comunidades, beneficiando a más de 20 mil personas, y logrando reducir drásticamente la prevalencia de enfermedades diarreicas, que se redujeron del 65% al 24% en 3 años.

El enfoque participativo del proyecto resultó clave para el éxito y para su sostenibilidad en el tiempo. En todo momento se trabajó estrechamente con las comunidades locales, fortaleciendo sus capacidades para que fueran los propios comuneros quienes se encargasen de la operación de las plantas. El componente de prácticas de higiene se trabajó en alianza con la ONG MSH Perú, siguiendo el espíritu del ODS 17 (Alianzas para lograr los objetivos), y se llevó a cabo a través de gestores sociales y facilitadores comunitarios, quienes realizaban visitas domiciliarias, sesiones educativas y demostrativas, funciones de títeres, en estrecha colaboración con las autoridades locales.

Los objetivos de Desarrollo Sostenible son una fuente de inspiración para INCLAM, que nos impulsa a reinventarnos cada día y esforzarnos en crear nuevos productos y servicios que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas.

 

- El mayor evento del sector del agua sobre economía digital-

Quiénes somos

Video corporativo

Presencia


Presencia

Proyecto

    Agua potable

Este sitio usa cookies para una mejorar nuestra web y su experiencia de navegación / We use cookies to improve our website and your experience when using it. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information