• 1
  • 2
  • 3

Entrevista a Nicole Bernex

Entrevista articulo

Dr. en Geografía; Profesor principal de la Pontificia Universidad Católica del Perú; miembro de número de la Academia Nacional de Ciencias; Punto Focal Nacional del Programa de Aguas de IANAS y Presidenta de la Sociedad Geográfica de Lima.


Hemos leído las conclusiones de los retos del agua en las Ciudades de las Américas del documento realizado por IANAS en colaboración con UNESCO, y que presentaron en el 8o Foro Mundial del Agua. De los diversos problemas que allá se describen, ¿cuál es a su entender el más acuciante?

Efectivamente, el Programa de Aguas de la Red Interamericana de las Academias de Ciencias (IANAS), con la contribución y apoyo especial de la Academia de Ciencias de Brasil y el Programa Hidrológico Internacional (IHP) de la UNESCO, organizó una sesión especial “Retos Urbanos en las Américas” como parte del Proceso Regional del WWF. En realidad, no hay un solo problema, sino una sinergia de problemas complejos. No podemos olvidar que las Américas tienen el mayor índice de población urbana a nivel mundial – 82%, y poseen 33% de los recursos acuáticos renovables del mundo. Sin embargo, cuentan con severas disparidades en la accesibilidad al agua y al saneamiento: 25 millones de personas no tienen acceso al agua potable y 106 millones de personas carecen de saneamiento. Todo eso constituye un desafío fundamental para asegurar la salud humana, la conservación de los ecosistemas y sus servicios, la sostenibilidad ambiental y el desarrollo económico en beneficio a la población, en coherencia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 (ODS6), y exige la colaboración rigurosa y continua de la ciencia para lograr su cumplimiento”.

En el caso de Perú, y más concretamente de Lima-Callao, cuya población urbana abarca más de 30% del total del país, ¿cuál sería la fotografía completa de ese diagnóstico del agua en relación a la gran urbe metropolitana?

Debe recordarse que Lima-Callao - como cualquier toda ciudad - constituye un sistema totalmente dependiente de su entorno cercano o/y lejano, al ser un ecosistema artificial. Requiere todo (agua, aire, energía, material de construcción y recursos naturales) de los ecosistemas naturales que la circundan y sufren una presión y degradación crecientes. Aguas arriba, la deforestación, la pérdida de cubertura vegetal, la degradación de los ecosistemas, suelos, humedales no pueden regular más la escorrentía y aumentan los procesos de torrencialidad y transportes de materiales. Aguas abajo, los sedimentos a la par con la basura colmatan los cauces de los ríos, las riberas están destruidas por la ocupación urbana. Los ríos y varios de sus afluentes como el Huaycoloro se han transformado en cloacas y botaderos, con consecuencias graves en la cantidad y calidad del agua y de la vida en general.

 El año pasado Lima sufrió los efectos de los huaycos durante El Niño Costero, ¿cómo vivió la capital de Perú esa situación?

En marzo 2017, deslizamientos de tierra e inundaciones en la subcuenca media y alta del río Rímac dejan Lima sin agua durante cinco días. No es primera vez que hay huaycos catastróficos en Santa Eulalia, Chosica, Chaclacayo, y el Huaycoloro. Sin embargo, esta vez, se dieron conjuntamente en un lapso de tres días. Por primera vez, 2 centrales hidroeléctricas colapsaron también con sus respectivas consecuencias económicas. Los limeños no suelen tener memoria del riesgo. Asimismo, tienen una gran propensión a negar el riesgo y por ende, lo perciben incompletamente y no están preparados para enfrentar cualquier evento riesgoso.

¿Qué medidas se han tomado desde entonces para evitar que se repita esa situación? ¿Cómo participa la comunidad académica en aportar soluciones o implementarlas?

A pesar de los esfuerzos realizados, pocas medidas han sido tomadas y si no se cambia radicalmente de estrategia ante los posibles eventos naturales y antrópicos, cada vez que ocurran se transformarán en desastres, sea un “Niño”, una “sequía” o un “incendio”. La Academia se ha esforzado en presentar propuestas. Es así que en junio, en el marco de los Diálogos Académicos Presidenciales CIES, se realizó el IV Diálogo “FEN 2017: Agua, Gestión de Riesgos y Reconstrucción”, encabezado por el Presidente de la República, sus vicepresidentes, la Autoridad de Reconstrucción con Cambios, un ministro y dos viceministros de Estado. Los ocho académicos presentes destacamos que para fortalecer la gestión integrada de cuencas y que la reconstrucción sea un hecho, era necesario invertir y combinar correctamente las cinco “I” (Integración, Inversión, Información, Instituciones e Infraestructura). Se insisto mucho en la importancia de generar una información rigurosa y modelización así como desarrollar en las cuencas altas – donde se desencadenan las dinámicas torrenciales – acciones integradas de revegetación y conservación de suelos, control de crecidas y protección de cauces, gestión de riberas y fajas marginales, reservorios para riego, descolmatación de ríos y quebradas, desarrollo de drenaje pluvial urbano, en síntesis un proceso de conservación y gestión de los ecosistemas.

Lima, a través del regulador SUNASS y el operador SEDAPAL, es una de las ciudades más avanzadas de Latinoamérica en incorporar figuras tarifarias ambientales. Incorporó hace años una tarifa vinculada a recaudar fondos para actuar en las cabeceras de la cuenca con infraestructura verde y más recientemente una nueva tarifa que permita el monitoreo del acuífero bajo Lima. ¿Qué efectos tienen o van a tener estas figuras retributivas en los conceptos de Seguridad Hídrica (Water Security) para la ciudad? ¿Cree que la ciudadanía sabe que está financiando estas figuras y para qué?

Indudablemente, este tipo de fondo creado en otros países para lograr infraestructuras verdes con todas sus ventajas ecosistémicas, sociales y económicas, es extremamente importante; no obstante, la ciudadanía sigue ignorando todo este proceso y no sabe que está participando mes a mes. Respecto al acuífero de Lima, necesitamos urgentemente recuperar los estudios históricos realizados por el BRGM y otras instituciones a inicios de los setenta, así como realizar estudios de movilización del agua en los acuíferos y balance, variabilidad espacial de la infiltración y de la humedad del suelo, calidad de las aguas, aporte económica que significa la recarga de los acuíferos para una empresa, un gobierno local, etc. De ahí que la propuesta del INCLAM de “modelizar el acuífero y simular las evoluciones posibles en función de los escenarios de oferta” es clave para la seguridad hídrica y sostenibilidad de Lima Metropolitana.

Hace años que se viene hablando de las nuevas infraestructuras de agua que aporten mayor caudal a la ciudad, entre ellas la casi legendaria Marca II, incluso este año hemos comenzado a escuchar la promoción de dos grandes desalinizadoras al norte y sur de la ciudad. ¿Aportar más recurso es la única solución al crecimiento de Lima y su seguridad hídrica?

Indudablemente, es una seudo-solución que podría funcionar algún tiempo con mega-inversiones. La verdadera solución radica en reconocer los despilfarros realizados por la mayoría de los actores y revertirlos. Es así que en distritos como San Isidro y Miraflores el consumo de agua oscila entre 400 y 450 litros/persona/día. Debe abandonarse la antigua gestión centrada únicamente en la oferta por una gestión responsable de la demanda, intensificando los estudios de huella hídrica, según tipo de uso. Cada usuario del agua debe transformarse en un actor responsable, promotor de la cultura del agua. Pero también – tal como lo subraya el PHI – el gran objetivo de la educación hídrica es fortalecer y mejorar el sector hídrico a través de la formación de técnicos en el sector y responsables en la toma de decisiones.

Volviendo al documento, que analiza todo el continente (20 países desde Canadá a Argentina) se detecta que en los países del Norte hay una gran preocupación por los contaminantes emergentes no regulados y que no se monitorean en los procesos de tratamiento del agua potable. ¿Comparte usted esa preocupación? ¿Cree que el reglamento de agua potable de Perú debería revisarse? ¿Estarían las infraestructuras de tratamiento urbanas y en espacial Lima preparadas para hacer frente a estos contaminantes?

También puedo afirmar que las academias de los países de América Latina tienen una gran preocupación respecto al estudio de los virus, bacterias y parásitos en torno a ciertos problemas graves de salud consecuentes a la contaminación química del agua de consumo. Es así que en nuestro país, equipos de investigadores estudian la presencia de protozoarios y de amebas de vida libre potenciales causantes de meningitis y meningoencefalitis en humanos, tanto en los ecosistemas acuáticos alto-andinos como en Lima Metropolitana. El conocimiento generado podría en un futuro cercano precisar el marco normativo actual y facilitar la construcción de políticas públicas que permitan acceder a una mayor seguridad hídrica.

Usted es miembro del Global Water Partnership, 2030 Water Resources Group del Banco Mundial, entre otras muchas entidades, ¿cómo apoyan estas instituciones internacionales a los problemas puntuales de las megaciudades latinoamericanas?

Como miembro de GWP, trabajamos continuamente para facilitar los procesos de gestión integrada de recursos hídricos en el país, a distintos niveles, fortaleciendo enfoques interdisciplinares y estrategias de mejoramiento de la gobernanza. Prestamos una especial atención en mejorar la interacción transectorial para la generación de resiliencia al cambio climático y seguridad hídrica, como en el caso de la sub-cuenca de Santa Eulalia, válvula de seguridad para Lima Metropolitana. En efecto, 70% de la energía eléctrica para la metrópoli se genera ahí y transita 50% del agua necesaria a su abastecimiento. De ahí que el Programa Agua, Clima y Desarrollo (PACyD) incorpora la gestión integrada de aguas urbanas, la gestión integrada de ecosistemas, la gestión integrada de sequías e inundaciones y la gestión integrada del territorio. Por eso, consideramos clave el rol de 2030 WRG como plataforma interinstitucional de gran credibilidad en temas de agua, que apoya la administración gubernamental a validar iniciativas para la seguridad hídrica y para el acceso al agua así como, a partir de diferentes comités, a incidir en la construcción de políticas públicas (Obras por Impuestos en Agua, Gestión de Aguas Subterráneas, Empresas Hídricamente Responsables, Gobernanza del agua y procesos de diálogo, Promoción de políticas públicas en torno al agua y Estrés hídrico y adaptación al cambio climático).

Una de sus apuestas personales junto con el Gobernador de Ica es la consolidación del Instituto Científico del Agua (ICA) del Perú como polo de coordinación y orientación de la investigación aplicada en el ciclo del agua a las necesidades del país. ¿Por qué pensó en INCLAM y cómo prevé la participación de una empresa como INCLAM en ese fortalecimiento del R+D+I en Perú?

La misión del ICA es hacer ciencia y contribuir a la creación del conocimiento científico y al desarrollo de recursos humanos altamente calificados, en diferentes niveles y enfoques de las Ciencias del Agua, para la gestión integrada del agua, con hincapié en las regiones áridas y semiáridas, el progreso y calidad de vida de los habitantes y la sostenibilidad de los ecosistemas vitales, mediante una investigación interdisciplinar, tecnologías innovadoras, redes científicas y sistemas colaborativos. Creemos que el INCLAM es un excelente aliado para el ICA al ser una institución con esencia interdisciplinar. No solamente lo demuestran los diferentes profesionales que la conforman (ingeniero químico, geólogo, ingeniero agrícola, etc...) sino su enfoque transdisciplinar en abordar las diferentes situaciones hídricas, su capacidad de hacer y aprovechar el big data y de facilitar la construcción de metodologías por escenarios para la planificación y gestión del recurso.




Quiénes somos

Video corporativo

Presencia


Presencia

Proyecto

    Agua potable

Este sitio usa cookies para una mejorar nuestra web y su experiencia de navegación / We use cookies to improve our website and your experience when using it. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information