• 1
  • 2
  • 3

GLOBAL BUSINESS POLICY COUNCIL, PREVISIONES CLAVE PARA EL 2020

Predicciones 2020

El Consejo de Política de Comercio Global (Global Business Policy Council) ha publicado las nuevas predicciones clave para 2020, las cuales tendrán implicaciones importantes para el entorno empresarial global. El listado de las predicciones engloba un total de 10, de las cuales 3 están directamente relacionadas con el sector del agua. Las distintas variables y fuentes de datos que se han empleado en la elaboración de estas predicciones han sido de gran fiabilidad en años anteriores ya que, por ejemplo, el año pasado, de las 10 predicciones que realizó el Consejo de Política de Comercio Global (Global Business Policy Council) para el 2019, se cumplieron al 100% en 6 ellas, 3 al 75% y 1 al 50%.

#1: Las evidentes diferencias generacionales extreman posturas

Predicción 2: Una mayor crisis hídrica estimulará la innovación:

Las inundaciones, la escasez de agua y la crisis de agua contaminada están en aumento. Los decisores globales han situado a la crisis del agua entre los cinco principales riesgos mundiales durante ocho años consecutivos. En la actualidad, más de 40 países (un tercio de la población mundial) se enfrentan a la escasez de agua. Y al menos 21 ciudades esperan quedarse sin agua subterránea para 2020. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que al menos 2 mil millones de personas usan una fuente de agua potable contaminada con heces y 785 millones de personas carecen incluso de un servicio básico de agua potable.

Las crisis del agua continuarán proliferando en 2020, y los gobiernos y las empresas innovarán para abordarlas. De la misma manera, surgirán más organismos públicos, como el nuevo Ministerio de Energía Hidráulica de la India, para abordar los problemas de gestión del agua, y, los gobiernos municipales y nacionales lanzarán cada vez más campañas para instar a los ciudadanos a que actúen para reducir el mal uso del agua, como la iniciativa Water Day Zero de Ciudad del Cabo. Y también se desarrollarán alianzas internacionales para apoyar los esfuerzos de ayuda en caso de inundación, como lo demuestra la reciente iniciativa de intercambio de datos satelitales de China con India.

Predicción 3: La evolución de las ciudades se acelerará para enfrentar los desafíos climáticos y de infraestructura.

La escasez de viviendas asequibles, la inseguridad alimentaria, los sistemas de transporte deficientes y la contaminación se encuentran entre los desafíos más apremiantes que afectan hoy a las ciudades de todo el mundo, y todos están relacionados con dos cuestiones políticas importantes: la desigualdad y el cambio climático. A medida que la propiedad se ha convertido cada vez más en un vehículo de inversión, el exceso de oferta de viviendas de lujo en muchas ciudades de mercados emergentes ahora se iguala con la falta de viviendas asequibles para las clases bajas y medias.

Los problemas de infraestructura de transporte urbano también son un problema generalizado, ya que los pobres urbanos se ven afectados de manera desproporcionada cuando la escasez de opciones de tránsito confiable y asequible inhibe su capacidad de trabajo. Por otro lado, si bien las ciudades se ven significativamente afectadas por el cambio climático, también contribuyen al problema. De hecho, las ciudades consumen más de dos tercios de la energía mundial y representan más del 60 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Muchas ciudades acelerarán sus intentos de gestionar estas infraestructuras y los desafíos climáticos en 2020 a medida que los ayuntamientos den un paso adelante para abordar cuestiones clave de política. Sin embargo, algunas ciudades tendrán más éxito que otras. Los gobiernos y el sector privado desarrollarán más unidades de vivienda social y reutilizarán las propiedades desocupadas.

Además, los gobiernos continuarán implementando soluciones de transporte innovadoras, como el reciente plan de mejoramiento en Reino Unido del transporte público y carreteras de 25 mil millones de libras. En respuesta a los cálculos de que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero deben alcanzar su punto máximo en 2020 para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados centígrados. Para lograr este objetivo, las ciudades implementarán iniciativas tales como esquemas de alquiler de bicicletas, restricciones a los plásticos de un solo uso y el despliegue de autobuses eléctricos.

Predicción 4: Surgirá una nueva economía de desastres a medida que las catástrofes se vuelvan más frecuentes y graves.

En 2019, los huracanes devastaron el Caribe y partes de los Estados Unidos. Una ola de calor cayó sobre Europa. Los tifones azotaron las costas de Asia oriental y los ciclones asolaron partes de África. Diez eventos climáticos con pérdidas superiores a $ 1 mil millones ocurrieron en los Estados Unidos durante los primeros tres trimestres de 2019. Y los desastres desplazaron a 7 millones de personas en todo el mundo solo en los primeros seis meses de 2019. Las empresas están comenzando a surgir como fuentes de socorro en casos de desastre, al margen de ONGS y organismos internacionales. Algunas compañías están trabajando para desarrollar infraestructuras para la protección frente a inundaciones. Otras están creando plataformas tecnológicas que ayudan a las autoridades a ubicar a las personas necesitadas durante eventos climáticos extremos y desarrollan soluciones que ayudan a los usuarios ubicar la infraestructura afectada cuando no pueden conectarse a Internet. Además, algunas empresas están utilizando inteligencia artificial (IA) y herramientas de aprendizaje automático para predecir dónde tendrá mayor impacto un desastre dentro de una ciudad, ayudar a las autoridades a encontrar a las personas afectadas más rápidamente y evaluar los daños a la propiedad.

Esta nueva economía de desastres se expandirá en 2020. Se prevé que la industria mundial de gestión de emergencias supere el seis por ciento de crecimiento anual en los próximos años y superará los $ 114 mil millones en valor en 2020. Algunas estimaciones predicen que la cantidad de personas desplazadas por el clima extremo crecerá en un 50 por ciento en 10 años. Por lo tanto, la demanda de tecnologías y servicios de ayuda seguirá aumentando. Los gobiernos y las organizaciones internacionales comenzarán a depender del sector privado para apoyar a los afectados por los desastres naturales. Las empresas continuarán aprovechando la inteligencia artificial y otras tecnologías emergentes para crear nuevas soluciones frente a avenidas. Las nuevas empresas de la economía de desastres se ampliarán y se volverán más populares entre el sector público, los consumidores y los inversores a medida que sus productos se generalicen y sean más conocidos.

#5: El mercado de consumo “halal” (alimentación permitida por la ley islámica) superará los $ 2.5 billones a nivel mundial.
#6: Estados Unidos enfrentará desafíos en la carrera hacia 5G.
#7: Las reglas de privacidad de datos proliferarán a medida que las regulaciones de la UE establezcan el estándar global.
#8: El noreste de Asia se convertirá en un punto de acceso geopolítico aún más intenso.
#9: La apreciación del dólar estadounidense continuará.
#10: Los intereses comerciales y nacionales colisionarán en un espacio exterior más concurrido.

Puedes leer el artículo completo en inglés en este enlace.



Quiénes somos

Video corporativo

Presencia


Presencia

Proyecto

    Agua potable

Este sitio usa cookies para una mejorar nuestra web y su experiencia de navegación / We use cookies to improve our website and your experience when using it. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

I accept cookies from this site.

EU Cookie Directive Module Information